Cómo responder de forma correcta a esa llamada tan esperada…

No cabe duda, por la temática del blog en que nos encontramos, que esa llamada tan esperada se trata de una empresa que nos da respuesta a una oferta de trabajo a la cual hemos enviado nuestro CV.

Muchas veces esa llamada, es un mera charla informal en la cual el único objetivo es concertar una fecha de entrevista. Pero… ¿Qué pasa si esta llamada va mas allá, y se convierte en una entrevista de trabajo telefónica? ¿Estáis preparado para ello?

Mediante este post queremos daros 5 pautas muy concretas para responder adecuadamente a esa entrevista de trabajo telefónica y no morir en el intento, es decir, no ser descartado en el momento.

1. Cuida tu comunicación NO VERBAL:

Saca provecho a la comunicación no verbal para generar en el entrevistador una percepción positiva de ti. Transmite confianza y fuerza en tu voz. Para ello, sonríe, responde de pie con una posición erguida y encuéntrate vestido correctamente. Además intenta igualar (no imitar) el tono de voz y ritmo que tiene el entrevistador, así de esta forma conectaras mejor con el.

2. Lleva un control de las ofertas que te inscribas y de su estado:

Procura tener presente las ofertas de trabajo a las que te has inscrito (en especial, las que te encuentras en el estado de proceso). De esta manera, evitarás los nervios y la mala impresión de no identificar de inmediato la empresa y el puesto por el que te llaman.

3. Asegúrate que el momento para tener la entrevista es el idóneo:

Es importante que cuando te llamen te encuentres o puedas buscar de forma inmediata un lugar tranquilo para hablar con el entrevistador. Si ves que no es posible, puedes pedir que te llamen pasado unos minutos así te aseguras poder hablar con el entrevistador sin ruidos o distracciones externas. También intenta tener contigo algo para anotar, así puedes utilizar la información que te da el entrevistador acerca de la empresa y puesto para preparar mejor la entrevista presencial (si llegamos a ella).

4. Mantén el móvil cargado:

Procura tener siempre el móvil cargado, de esta manera podrás mantener la entrevista en cualquier momento sin tener la preocupación de que se corte el teléfono o que no te puedan localizar.

5. Mantente activo aunque no estés trabajando:

Si estás buscando trabajo intenta mantenerte activo en horario de oficina. Es decir, evita levantarte tarde o dormir en un horario que puedan llamarte. Si por ejemplo te despertasen con la llamada, sin duda,  tu voz podría trasmitir que no te encuentras despejado o atento a la entrevista generando de esta forma una mala impresión, como de profesional depresivo o desinteresado.

Estas pautas que hemos mencionado son exclusivas para llevar a cabo una entrevista telefónica. Además de estos puntos, deberás prepararte para la entrevista telefónica como lo harías para una entrevista presencial. Es importante que cuentes con respuestas adaptadas al puesto que estés optando y al contenido del CV que estés utilizando. También, como harías con una entrevista presencial, pide información sobre la siguiente fase del proceso y consulta las dudas que puedas tener relacionadas con el puesto o la empresa. Esto generará al entrevistador la sensación de que tenemos interés.